N/A

Fomentar la igualdad entre mujeres y hombres en la gestión de personas en una organización no es que sea nada más que un imperativo legal, sino que además es un deber para aquellas que están preocupadas y ocupadas en ser organizaciones con propósito, mejorando con ello su capacidad de innovación, su competitividad y, en definitiva, su sostenibilidad desde el enfoque social.

Desde marzo de 2023, la obligación de contar con un Plan de Igualdad se rebajó a las empresas a partir de 50 personas en plantilla que deben tenerlo inscrito en el Registro de Convenios y Acuerdos Colectivos (REGCON) como último paso para legalmente poder acreditar el cumplimiento de dicha obligación.

El tejido empresarial español está compuesto mayoritariamente por micro y pymes, por lo que son muchas las que se quedan fuera de dicha obligación, pero no por ello, exentas de actuación al respecto. Es por ello que “AENOR ha asesorado al Instituto Andaluz de la Mujer para desarrollar la primera Guía Metodológica para empresas de menos de 50 personas trabajadoras, de aplicación en todo el territorio”, explicó Susana Estudillos, Mánager Sostenibilidad Social en AENOR.

El Plan de Igualdad es la herramienta con la que poder abordar toda la operativa para promover la igualdad entre mujeres y hombres, ya que parte del diagnóstico de situación al respecto, poniendo foco en los momentos de la verdad de la gestión de personas. A través de este, se articulan todos los procesos para prevenir y abordar las desigualdades existentes que puedan derivar o derivan en discriminación. Recordemos que no siempre una desigualdad es sinónimo de discriminación.

“Se trata en sí de una potente herramienta para hacer una mejor gestión y aprovechamiento del talento de las personas, entendiendo el talento como la capacidad que tenemos todas las personas para el desempeño o realización de algo. Los logros e impactos que se derivan de la implantación del Plan de Igualdad, no hay duda, que se verán multiplicados si dicha implantación se hace bajo el paraguas de una sistemática gestión, optimizando recursos y esfuerzos, todo ello orientado hacia la mejora continua. Facilitando el establecimiento de indicadores que permita medir la mejora y establecer áreas de actuación para seguir avanzando en materia de igualdad y eliminar cualquier situación de discriminación entre mujeres y hombres”, añade Estudillos.

Es por ello, que desde AENOR “hemos desarrollado el Modelo de Sistema de gestión de Igualdad de género que incluye el Sistema de Gestión de la Igualdad Retributiva de Género”.

Fuente
https://www.levante-emv.com/sociedad/2024/02/05/impulsar-igualdad-genero-tejido-empresarial-97761726.html

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR