N/A

Desde octubre pasado, Amy Pope es la primera mujer directora general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en 72 años de existencia de este organismo. Un preámbulo alentador en un momento muy crítico para un fenómeno que genera rechazo en muchos de los países más ricos del mundo e incluso en algunos de los más desfavorecidos. En este contexto, Pope atendió a El Periódico de Catalunya, del grupo Prensa Ibérica, en una entrevista presencial concedida al margen de un congreso organizado por la Orden de Malta en Roma. Una conversación en la que a ratos también se expresó sin pelos sobre la lengua.

¿Cuáles son las crisis migratorias que le preocupan más en este momento?

Acabo de regresar de Chad donde hay comunidades desplazadas de Sudán. Es el país que tiene en este momento el mayor número de personas desplazadas en el mundo a causa del conflicto [que continúa desde abril y mantiene enfrentados al Ejército regular sudanés y fuerzas paramilitares]. Son personas que están cruzando el confín con Chad, Sudán del Sur y Egipto en una situación de extrema vulnerabilidad, pero lamentablemente en este momento no hay suficientes recursos humanitarios para atenderlos. Otro asunto es el gran número de desplazados por la crisis climática, que no tienen protección legal, ya que no se les considera refugiados, y que no tienen capacidad para cultivar, pescar o proporcionar alimentos para sus hijos. El número de desplazados en el mundo seguirá creciendo si no atendemos las crecientes necesidades de estas comunidades.

¿Qué opina de que algunos países, entre ellos España, hayan realizado devoluciones en caliente de migrantes? 

El derecho internacional es claro en afirmar que a estas personas no se las puede devolver sin darles la oportunidad de presentar su solicitud de asilo en caso de que la soliciten. Por lo tanto, estas devoluciones son motivo de gran preocupación debido a que estos fundamentos del derecho internacional están respaldados por un compromiso asumido por muchos estados en todo el mundo. Además, insisto, si solo abordamos el problema de la migración cuando [estas personas] ya están pidiendo asilo, es que hemos fallado en intervenir en muchos momentos a lo largo de su ruta. […] No podemos limitarnos a atender la inmigración solo en las fronteras. Debemos analizar estos fenómenos de manera integral. Tenemos que entender por qué estas personas se van, hacia adónde van, y cómo llegan hasta allí. Cómo abordamos todos esos factores.

Usted defiende que los inmigrantes son una oportunidad. Pero eso no es lo que dicen muchos gobiernos.

Bueno, alguna luz hay. Gobiernos como el italiano han reconocido que necesitan los inmigrantes y les hemos escuchado hablar claramente de la importancia de conceder visados a personas que puedan atender las necesidades de su mercado laboral. […] Estamos en conversaciones con muchos de países. Nada de esto es fácil, pero con buenos socios creemos que se puede lograr.

¿Qué opina del nuevo pacto europeo de migración? También en este caso ha habido diversas críticas. 

No tenemos esa postura. Creemos que tendremos que evaluarlo una vez entre en vigor. Pero, de nuevo, considero que es prometedor que se reconozca que Europa necesita inmigrantes y que es necesario que se encuentren formas de que estas personas migren de una forma segura y regulada.

Fuente:

Amy Pope, jefa de la Organización para las Migraciones: “Si solo abordamos la inmigración cuando llegan las peticiones de asilo, hemos fallado” – La Opinión de Murcia (laopiniondemurcia.es)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR